miércoles, 4 de noviembre de 2009

Rock y Zapatismo, 15 años


Los años noventa trajeron una revolución a nuestro país, México, la crisis dada a la devaluación post salinista y la devaluación del peso frente al dolar, sumado a los asesinatos de Colosio y el Cardenal Posada, trajeron como consecuencia un resultado lógico, un movimiento armado que vió en el EZLN su manera de decirle al mundo "nosotros venimos de la noche, en ella vivímos, moriremos en ella", afirmaciones políticamente correctas, sumadas a los ingeniosos comunicados de aquel ser tan peculiar y enigmático, el Sub Comandante Marcos, y su emblemático pasamontañas sirvieron de motivación para una gran generacion de rockeros.

El último rock de protesta.

El zapatísmo encontró en el rock un eco que sacudió las mentes de una generación, quienes en esa época eramos preparatorianos y universitarios vivimos el último eco de conciencia social dentro de la música alternativa, el último rock de protesta, el rock por Chiapas.

Artístas y grupos como Café Tacuba, Maldita Vecindad, Santa Sabina y Botellita de Jerez, entre muchos otros, encabezaban la lista de artistas que acudían al llamado de la Serpiente sobre Ruedas, Asociacion Civil cuya cabeza era Guillermo Briseño, pionero del rock y blues de México, la trascendencia de dicho movimiento llegó a todo el mundo, rockeros de todo el planeta sabían quien era Marcos, Bono de U2 recibió el mensaje "chiapatista" de manos de Ofelia Medina, Joaquin Sabina era solicitado por Marcos para musicalizar un poema de su inspiración, Mercedes Sosa, León Gieco, Fito Páez y Charly García participaron activamente en la obra de "La Serpiente sobre Ruedas", en uno de los discos más tracendentes del movimiento alternativo de los noventa: "Juntos por Chiapas".

Se cuenta, a modo de leyenda urbana, que el tema "Mercenario" de Juguete Rabioso era el preferido de Sebastian Guillen Vicente, alias el Sub.

"Juntos por Chiapas"

WEA distribuyó uno de los pocos trabajos transnacionales de mayor impacto en la escena del rock en habla hispana, "Juntos por Chiapas", disco compacto que recopió obras que fueron escritas en exclusiva para la causa (y que posteriormente algunos artistas recopilaron en algun otro disco), Cafe Tacuba aportó "Flores del color de la mentira", El Tri participó con "Epidemia", la Maldita con "Tormenta", Charly García con "Desarma y Sangra", Mercedes Sosa con "Sobreviviendo", Fito Paez con "Fuerte Apache", Andres Calamaro con "Media Verónica" y Los Tres de Chile con "Flores Negras", en el disco participaron muchos otros artístas, incluyendo una especie de "We are the world" al estilo de Briseño, "Navegar", el disco incluía piezas de Illia Kuriaky, Divididos, Los Guarros y Paralamas y una especie de rap improvisado en voz del mismisimo Sub Comandante Marcos (que más bien era la lectura del manifiesto de la Selva Chiapaneca musicalizado).

MTV Chiapas Rock Tacubo

La cadena televisiva MTV Latina era, antes de que la mano de la comercialidad se polucionara con ella, realmente alternativa, nunaca nos imaginamos que MTV trasmitiría a Ricky, a Shakira, a Paulina, a la Onda Vaselina, no, la MTV si fue alternativa en un inicio, en ella hubo algunos de los programas más ineterantes y verdaderamente periodísticos, uno de ellos era "nunca digas que no", la historia del rock en México, que iba desde Angelica María hasta Molotov, y otro fue el especial de "Chiapas", donde los rockeros planteaban su postura frente al conflicto.

El programa fue conducido por Ruben Albarran (desconozco el mote que ahora lleve de nombre), y relataba, a modo de excurción, un viaje por Chiapas hasta llegar a La Realidad.

En dicho programa se le cuestionaba a Saúl Hernandez respecto a su negativa a participar en los conciertos que se organizaban a favor del movimiento, a lo que este respondió "No somos un grupo activista, es triste que los rockeros se unan por algo que nada tiene que ver con la música", aunque dicho comentario no recibió mayor atención, si tuvo un eco a posteriori, tras la disolución del sub sello "Culebra" el rock mexicano se perdió en un abismo profundo y negro como su suerte, de ahi no sobrevivieron mas que aquellos que supieron guiñarle el ojo a Televisa o a la MTV, la popera (de popó).

Los toquínes en CU

Ciudad Universitaria (CU), fue el espacio por excelencia para la difusion de esos míticos conciertos, el de Las Islas de CU, el del Espacio Escultorico y el del Estadio de Prácticas, tres de los conciertos que mayor convocatoria tuvieron.

En Las Islas de CU (a un costado de Rectoria), se realizaron dos de los conciertos más polifaceticos, Santa Sabina, Cafe Tacuba y Botellita eran de los grupos que nunca faltaban, y de ahi también se llegaron a juntar La Milagrosa (Julieta Venegas), a la cual bajaron del escenario y le rechiflaron tanto que tuvo que salir un tacubo a calmar a la banda.

En el Espacio Escultorico tambien se prendió el ambiente de manera positiva, la maldita tocó de manera acústica y estuvo presente Jorge Reyes (QEPD).

En resumen ...

Desconozco, por ignorante y flojo, en que quedó lo del zapatismo, desconozco que pasó con La Serpiente sobre ruedas, desconozco por que Café Tacuba, que era de los más allegados al movimiento, se deslindó del zapatismo y se dedicó a hacer música como la que hace ahora (signifique lo que signifique), el rock no es lo mismo despues del zapatismo, quedó fragmentado, desesperanzado y trastocado por un nihilismo que fuera de rebelde se me figura ingénuo, ya no hay bandas de rock con un toque contestatario, ya no se les cree, Jaguares lo ha intentado pero me suena a demagogía para neofitos y paradojicamente han sido los más comerciales quienes relamente se han puesto la camiseta y han aportado algo a alguna causa social.

Como dijera la Banda Bostik: "Dios salve a las bandas hoy que perdidas estan".

Descarga aqui el PDF hemerografico "Rock y Zapatismo" con notas, recortes y entrevistas.

Recuerda la ética entre bloggeros, si copias información cita la fuente, Gracias.